CUENTO AXOLOTL JULIO CORTAZAR PDF

Hubo un tiempo en que yo pensaba mucho en los axolotl. Ahora soy un axolotl. Es que no nos gusta movernos mucho, y el acuario es tan mezquino; apenas avanzamos un poco nos damos con la cola o la cabeza de otro de nosotros; surgen dificultades, peleas, fatiga. El tiempo se siente menos si nos estamos quietos. Fue su quietud la que me hizo inclinarme fascinado la primera vez que vi a los axolotl.

Author:Akisho Takree
Country:France
Language:English (Spanish)
Genre:Sex
Published (Last):25 October 2019
Pages:240
PDF File Size:9.38 Mb
ePub File Size:7.54 Mb
ISBN:653-2-53553-890-6
Downloads:89386
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Fera



Hubo un tiempo en que yo pensaba mucho en los axolotl. Ahora soy un axolotl. Es que no nos gusta movernos mucho, y el acuario es tan mezquino; apenas avanzamos un poco nos damos con la cola o la cabeza de otro de nosotros; surgen dificultades, peleas, fatiga.

El tiempo se siente menos si nos estamos quietos. Fue su quietud la que me hizo inclinarme fascinado la primera vez que vi a los axolotl. Sus ojos sobre todo me obsesionaban. Al lado de ellos en los restantes acuarios, diversos peces me mostraban la simple estupidez de sus hermosos ojos semejantes a los nuestros. Y sin embargo estaban cerca. Lo supe antes de esto, antes de ser un axolotl. Yo creo que era la cabeza de los axolotl, esa forma triangular rosada con los ojitos de oro.

Eso reclamaba. No eran animales. Los axolotl eran como testigos de algo, y a veces como horribles jueces. No se daba cuenta de que eran ellos los que me devoraban lentamente por los ojos en un canibalismo de oro. Mi cara estaba pegada al vidrio del acuario, mis ojos trataban una vez mas de penetrar el misterio de esos ojos de oro sin iris y sin pupila. Darme cuenta de eso fue en el primer momento como el horror del enterrado vivo que despierta a su destino. Pasa semanas sin asomarse.

PSYCHOMAGIC THE TRANSFORMATIVE POWER OF SHAMANIC PSYCHOTHERAPY PDF

Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: “Axolotl”, de Julio Cortázar

Hubo un tiempo en que yo pensaba mucho en los axolotes. Ahora soy un axolote. Es que no nos gusta movernos mucho, y el acuario es tan mezquino; apenas avanzamos un poco nos damos con la cola o la cabeza de otro de nosotros; surgen dificultades, peleas, fatiga. El tiempo se siente menos si nos estamos quietos. Fue su quietud la que me hizo inclinarme fascinado la primera vez que vi a los axolotes. Sus ojos sobre todo me obsesionaban.

BIOCARBURANT ET AUTOSUFFISANCE ALIMENTAIRE AU SENEGAL PDF

El día que Julio Cortázar se convirtió en un axolotl

.

ALESIS DEQ230 PDF

Axolotl de Julio Cortazar

.

KILLARK XAL-53 PDF

.

Related Articles