MARIA VALTORTA EL EVANGELIO COMO ME HA SIDO REVELADO PDF

El hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, puede recordar, ver y prever. Participaba con Dios, si bien a un nivel bien inferior, por exigencia de justicia, de una de las propiedades de Dios: la de recordar, ver y prever por el atributo de la inteligencia no lesionada por la Culpa, y por tanto, poderosa y perfecta. Esto explica la facultad de leer el futuro, facultad que viene, muchas veces y directamente, por voluntad divina, otras veces por el recuerdo, que se levanta, como sol matinal, iluminando un determinado punto del horizonte de los siglos, precedentemente visto desde el seno de Dios. Para poseer la Verdad y la Ciencia es necesaria la Gracia. Toda la Gracia Una y Trina estaba en Ella.

Author:Tojazahn Zulkirn
Country:Antigua & Barbuda
Language:English (Spanish)
Genre:History
Published (Last):16 December 2006
Pages:441
PDF File Size:20.4 Mb
ePub File Size:1.16 Mb
ISBN:196-4-84630-389-1
Downloads:4693
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Gugore



Euqueria era de nuestra estirpe. No es posible. Nada de eso. Comprended mi dolor. Nada hay escondido en ella. Marta gime. Avisad al Maestro de cuyo paradero ellos quieren saber. Pero la audacia de Marta pronto decae y se muda en llanto. No debes tomar a mal nuestras rectas intenciones.

No sois justas. Avisad al Maestro. Mirad mis manos. Calma, mujer. Marta vacila, casi tentada a ceder. No hace falta. La voz es un grito de fe absoluta. Por eso, lo hago en vez de Marta. Salid todos. No hay lugar en esta casa para los que odian a Jesucristo. Fuera todos. Se muestra majestuosa en su ira. Se proyecta sobre ellos la sombra de Roma. Es la verdad. Y el pasado ha muerto. Escrito el 19 de Diciembre de Esta clase de enfermedades son corrosivas. El Dios de vuestros padres, y los dioses y semidioses de nuestra medicina no han podido hacer nada… o no han querido.

Es vuestro amigo. He examinado a personas que estaban condenadas a morir y que fueron curadas. Soy un pagano, pero honro al Taumaturgo misterioso de vuestro pueblo. Por esto puede todo. Por otra parte… Se sabe que los dioses algunas veces han bajado a la Tierra.

Como quieras. Estoy segura. Pareces una mujer enferma. Estoy cierta que desde el seno de Abraham aprueba lo que digo y me bendice.

Todo, debes decir. Y lo haremos. En su angustia se muerde los labios para dar fuerza a su hermana, pero ni siquiera llora. Algunos lloran, otros esperan el milagro. Mira a los criados que vienen apretados en torno a ella angustiados. Vuelve a mirar para ver si de la casa sale alguien a seguirla. El siervo se separa del grupo y la sigue hacia dentro del emparrado de los jazmines. Sin detenerte un momento. Lo pasas y te diriges a la otra Betania de la Transjordania. Te ven menos y encuentras por ti mismo la casa.

No puedes equivocarte. El siervo repite. Han entrado todos en casa. Vete al instante. Ve y que Dios sea contigo. Escrito el 20 de Diciembre de Se ve que el pobre animal palpita en sus flancos por la carrera y el largo viaje. El siervo comunica a Pedro, solo en casa en ese momento, que trae un recado urgente de sus patronas para el Maestro. Se fueron un poco irritados. Pedro abre, hace pasar al siervo, cierra y se va, meritoriamente, junto al fuego a mortificar su curiosidad.

La gangrena le va haciendo caer la carne a pedazos y no come ya. Que tengan fe. Una fe completa. El criado saluda y sale. Le mira, le mira… Las ganas de saber le saltan por todos los poros.

Dan de beber al caballo. El siervo levanta la manta, observa las herraduras, la cincha, las bridas, los estribos. Se apoya en el estribo para subir a la silla. Nada de eso se ha hablado. Pedro se queda pensativo. Luego cierra el cancel y entra en la casa. Pero reacciona, al sentir que Pedro se acerca, y que le mira interrogativamente. Estoy siempre preocupado hasta que regresan. Te lo pido de rodillas y se arrodilla en verdad.

Nada de esto. No me encontraron. Roma es la cabeza del mundo. Ni me importa. Hay alguien afuera. Escrito el 22 de Diciembre de Los nuestros, debes decir. Por estos motivos indignos nos despellejan. Te conozco, no lo olvides. Te he visto y escuchado. Yo era leproso y ahora estoy sano. Y casi les hago caso. Vamos a preguntarles si es verdad que el Maestro quiere reclutar soldados.

Ocupaos de vuestras cosas y de vuestras familias. El Maestro es un maestro, no un guerrero. Dice lo que piensa. Regresad a vuestros hogares. Os esperan vuestras mujeres llorando y vuestros hijos que tiemblan de miedo. Me he puesto en camino inmediatamente. De los buenos a los buenos. Me lo dijeron furiosos. Lo que dijiste antes de que no estaba leproso, es verdad. Y han vencido ellos. Luego se fue. Todos van al entierro. Todos sus habitantes con lo mejor que tienen se vuelcan a la calle.

Van a la casa del difunto, pero no entran en ella. Se detienen cerca del cancel, en el camino. Miran a los invitados y se intercambian nombres e impresiones.

DENTIMAX MANUAL PDF

MARIA VALTORTA

Euqueria era de nuestra estirpe. No es posible. Nada de eso. Comprended mi dolor. Nada hay escondido en ella.

ACHOIS STUDY PDF

Jesús Niño.- 1ª parte

Obedezco y copio. La Stma. Quiso un seno sin mancha alguna. Escrito el 22 de Agosto de Sentada a un telar hay una mujer ya de cierta edad. Bien proporcionada. A juzgar por su estatura, estando sentada, creo que es alta.

Related Articles